domingo, 14 de mayo de 2017

MESPILVS GERMANICA L, AL RICO NÍSPERO

Con el nombre de MESPILVS GERMANICA L. se conoce a los dulces nísperos, de los que hablaremos en esta ocasión tomando como guía las fuentes clásicas.


Sobre su etimología

Nos puede llamar la atención el hecho de denominarlos germanica, pues, pese a que pensemos que ésta debería ser su procedencia,  se sabe que eran originarios de Asia Menor.
Dioscórides, 1.118 dice que reciben diferentes nombres: “El níspero, que algunos llaman arōnía,….., con tres huesecillos dentro, por lo que algunos lo denominaron ‘tres granas’ (trikkokós)

Otra variedad de níspero: “Hay también otra especie que nace en Italia, que algunos llaman epimélis y otros denominan setánios. (Dioscórides, 1.118)

Sobre la denominación de epimélis, encontramos en Ateneo III 82 d que los nísperos fueron descubiertos por Dioniso e incluso los clasifica como un tipo de peras:”Neoptólemo de Pario, en su Dionisíada, cuenta también él que las manzanas, lo mismo que otras frutas, fueron descubiertas por Dioniso. Se llama epimélis-dice Pánfilo- a una clase de peras”

Como curiosidad comentar que epimélis era el epíteto dado a Apolo como “protector de los rebaños” y a su vez, así eran llamadas las ninfas protectoras de las manzanas y las ovejas, las epimélides (Ἐπιμηλίδες)

Sobre sus características, Dioscórides, 1.118 comenta que: “El níspero es un árbol espinoso, semejante en sus hojas a la tagarnina, produce un fruto pequeño semejante a una manzana, dulce, con tres huesecillos dentro. Madura lentamente

Sobre la otra variedad de níspero: “Es un árbol parecido al manzano incluso por sus hojas, salvo en que es más pequeño. También éste tiene fruto redondo, comestible, con el núcleo ancho, es un poco astringente y madura lentamente” (Dioscórides, 1.118)

Sobre su cultivo, Paladio, Tratado de agricultura, III, 25 nos dice que: En febrero, también se planta el níspero”

Ateneo, XIV 650 e afirma que: “Aetilio en la Samian afirma en el libro quinto que: "El higo y la uva, y el níspero, y la manzana, y la rosa crecer dos veces al año

E incluso nos indica el lugar más idóneo para hacerlo: “Sobre los frutales propios de otros meses: durante este mes en lugares calurosos y en zonas secas se plantan los vástagos de los níspero” (Paladio, Tratado de agricultura, XII, 7, 23)


Se cree que las explicaciones que hace Paladio sobre este fruto son la primera mención que nos ha llegado sobre el níspero. Por las citas se supone que el árbol fue introducido en Italia en época tardía pues Plinio menciona que Catón no pudo disfrutar de esta fruta.

Paladio, IV, 10, 19-22 comenta a su vez: Se dan muy bien en lugares calurosos, pero regados; si bien, también nacen en fríos, especialmente en sablón graso o en tierra de grava, a la que se haya añadido arena, o en arcilla pedregosa. Hay que plantarlo a estaca en marzo o noviembre; en todo caso, en suelo abonado y removido, de modo que se eche estiércol a ambos extremos de la estaca. Su desarrollo es lentísimo. Requiere poda, cavas a su alrededor, y cuidarlo con agua en poca cantidad, pero a menudo en las sequías. También se siembra en grano, pero se tarda muchísimo más tiempo”

Como curiosidad nos indica Paladio, XV, que se puede injertar con el peral: Los frutos duros de un peral de sabor despreciable los da bien el níspero injertado con él, y se implanta con más bríos bajo la doble armadura y asusta, cruel, a las manos ansiosas con su vigor”

Paladio, IV, 10, 19-22 amplia la información sobre cómo injertar: “Se injertan en el mes de febrero con otros de su misma especie, con el peral y con el manzano. En todo caso, debe cogerse una rama del centro del árbol, pues las de la cima son malas. Debe injertarse en una hendidura del tronco, porque la corteza, que es fina y seca, no cría nada”

Teofrasto, Hª de las plantas, III, 12,5 completa la información con estos datos, que en algunas ocasiones contradicen bastante lo afirmado por Paladio. Quizás se deba a que está describiendo otra variedad: “Hay tres especies de nísperos: antheddn (majuelo), satáneios (níspero propiamente dicho) y anrhedonoeides (espino), distinciones, todas, que hacen los habitantes del Ida. El fruto del níspero es más grande, más claro, más esponjoso y contiene huesos más blandos. En las otras especies el fruto es algo más pequeño, más fragante y de sabor más agrio, de manera que puede ser almacenado por tiempo más dilatado. También la madera de estas especies es más prieta y más amarillenta, aunque en otros aspectos es igual. La flor de las tres especies es semejante a la del almendro, excepto que no es colorada como la de éste, sino más verdosa ***. El árbol es grande y tiene tupido follaje. La hoja en *** está muy dividida y en el extremo es como la del apio; pero la hoja de los árboles más viejos está mucho más dividida y forma ángulos con divisiones más grandes. La hoja es suave, fibrosa, más delgada y más redondeada que la del apio en su conjunto y en las divisiones, y todo el borde es dentado. Tiene tallo largo y fino y, antes de la caída de las hojas, éstas se colorean de un rojo brillante. El árbol tiene muchas y profundas raíces. Por lo cual tiene larga vida y se resiste a perecer. Tiene madera prieta, fuerte e incorruptible. Se propaga por semilla y por esqueje. Puede padecer una enfermedad que hace que, cuando ya es viejo, sea atacado por los gusanos, y éstos son grandes, propios de este árbol, y diferentes de los que crían otros árboles…. Lo mismo el serbal que el nisperero carece de espinas. Tiene aquél corteza lisa, tirando a lustrosa, menos cuando es viejo; es amarilla blanquecina, pero los árboles viejos la tienen áspera y negra. El árbol es de buen tamaño, crece derecho, y tiene el follaje bien distribuido, porque, en general, el árbol considerado con el conjunto de las hojas, tiene forma cónica, a menos que algo lo impida. La madera es dura, compacta, fuerte, de hermoso color. No tiene muchas raíces y éstas no son profundas, pero son fuertes, gruesas e indestructibles. El árbol surge de una raíz, de un esqueje o de semilla. Gusta de los lugares fríos y húmedos. En estos lugares es árbol ansioso de vivir y reacio a perecer. Sin embargo, se da también en las montañas”

Plinio, HN, 12, 22 nos habla también de las tres variedades de níspero: “El níspero y el serbal deben ser clasificados como de la familia de la manzana y la pera. Del níspero hay tres variedades, el anthedon, el setania, y un tercero de calidad inferior, que tiene un parecido más fuerte al anthedon, y se conoce como el tipo galo. La setania es la fruta más grande, y la más pálida en color; Su semilla leñosa en el interior es más suave que en los demás, que son de menor tamaño que la setania, pero superior a ella en la fragancia de su olor, y en ser más resistentes. El árbol es de dimensiones muy grandes: las hojas se vuelven rojas antes de caer: las raíces son numerosas y penetran muy profundamente, lo que hace casi imposible arrancarlas. Este árbol no existía en Italia en época de Catón”



Debido a su dulzura cuando están maduros son atacados por insectos y gusanos. Teofrasto, Hª de las plantas, IV, 10 menciona el gran problema que sufren estas frutas: “Los frutos de algunos, como el del olivo, el peral, el manzano, el níspero y el granado se ven devorados por los gusanos”

Paladio, IV, 10, 19-22 también comenta qué hacer con las plagas: “Si se llena de bichos, hay que quitarlos con un punzón de bronce y esparcir alpechín y orina humana añeja, o cal viva, pero en poca cantidad para no dañar el árbol, o bien agua de altramuz cocido, aunque dicen que, a consecuencia de ello, el árbol se hace estéril; el cieno y la ceniza de cepas, si se vierten junto a las raíces, lo vuelven fértil. Si le dañan las hormigas, se matarán con almagre mezclado con vinagre y ceniza. Si los frutos se estropean, se corta una astilla de la raíz y se clava en la parte central del tronco”.

Los usos que vamos a encontrar de los nísperos son principalmente dos:

Usos médicos

Dioscórides, 1.118: Astringe y, comido, es estomacal y constrictivo del vientre”

Efectos terapéuticos

Digestivo, estomacal
Para estreñir, contra la diarrea

Forma de aplicación

Ingerido solo crudo





 Usos culinarios

Pese a que no nos ha llegado ninguna receta, salvo la del vino, sabemos que era consumido como postre en los banquetes gracias a su dulzura.

Dión de Prusa, VII 75 habla de ellos como excelentes manjares servidos como postre: “Mientras tanto, la muchacha se levantó y trajo de la otra barraca unos cornejos cortados, nísperos, manzanas de invierno, y unos racimos de excelente aspecto, llenos de zumo, y los puso sobre la mesa, habiendo limpiado con unas hojas los restos de la carne y puesto debajo hojas limpias de helecho”

Sabemos que era frecuente ponerlos en conserva como bien podemos leer en Platón, Banquete, 190 d: “Como los que cortan los nísperos y los ponen en conserva”

Paladio, 4, 10, 19-22 nos narra con mucho detalle cómo se pueden conservar: “Los nísperos a conservar se cogen cuando aún no están blandos; éstos también durarán mucho en el árbol, o en recipientes barnizados o colgados en hilera, o, según algunos, condimentados en agua de vinagre. Deben cogerse un día apacible, a mediodía y cubrirse con pajas de forma que no se toquen unos con otros y se estropeen. O también, se cogen a medio madurar con sus rabos y se dejan en maceración en agua salada durante cinco días; luego se introducen en arrope de modo que queden flotando. Se conservan también en miel, si se han cogido muy maduros”

Gracias a Dioscórides, conocemos cómo elaborar el vino de nísperos, 5.24 que podía consumirse solo o mezclado con agua: “El vino de pera se prepara igual que el de membrillo, pero que no estén las peras demasiado maduras. Y el de algarrobas, el de nísperos y el del fruto del cornejo se preparan igualmente. Todos ellos son astringentes, acerbos, estomacales, y retentivos de los flujos internos”

Este vino presentaba muchos beneficios terapéuticos pues era digestivo, estomacal y reducía los humores.

Tras el recorrido por las fuentes clásicas os invitamos a disfrutar en esta época del exquisito níspero.

Plurimam salutem!!



domingo, 9 de abril de 2017

FIN DE LOS LVDI SAGVNTINI MMVII

¡Los LVDI SAGVNTINI MMVII han llegado a su fin!

Es increíble, pero la semana ha pasado volando.

De nuevo estamos muy contentos y satisfechos con la edición de los Ludi.
 Hemos recibido un gran número de estudiantes, el tiempo nos ha acompañado, ....¿qué más podemos pedir?

Esta semana comenzamos lunes y martes, con el taller de cocina romana antigua, disfrutando de un banquete en casa del liberto Trimalción, para terminar miércoles y jueves con el taller sobre el ejército romano, haciendo unas prácticas de formación con nuestros nuevos "tirones"

Agradecemos sinceramente la acogida y cesión de los espacios para estos talleres en la Comunidad de Regantes.

Como es habitual, clausuramos los Ludi con la Pompa, en esta ocasión ha estado dedicada a Robigus, para que ahuyentara la roya y las cosas malas.


Como siempre muchas gracias a tod@s por vuestros ánimos y por estar ahí siempre a nuestro lado

Plurimam salutem!

In aeternum Hermes!!!



 
 



domingo, 2 de abril de 2017

MAÑANA COMIENZAN LOS LVDI SAGVNTINI MMXVII

¡Mañana dan comienzo los LUDI SAGUNTINI MMXVII!




A partir de mañana 3 de abril hasta el mediodía del viernes 7 se podrá disfrutar en Sagunto de la XIX edición de los Ludi Saguntini con Talleres Didácticos y representaciones teatrales.

En esta ocasión contamos con un nuevo taller sobre joyería, ORNAMENTA ANTIQVA, junto con los ya conocidos talleres, además de los Spatia y de las actividades dirigidas alumnado de infantil y primaria.

Otro año más el taller DE RE COQVINARIA se ubicará en la Comunidad de Regantesen la plaza Mayor de Sagunto, 10, compartiendo espacio con el taller MILITARIA. 




Lunes y martes se llevará a cabo el taller de cocina y miércoles y jueves el del ejército.

Este año estamos invitados a la Cena de Trimalción...seguro que lo pasaremos fenomenal.



De nuevo el pueblo retrocederá al pasado romano y sus protagonistas serán los miles de estudiantes que toman las calles para aprender jugando (LVDERE ET DISCERE)  sobre nuestro legado clásico.

Durante esta semana  hemos estado trabajando para que todo esté a punto para mañana

Gracias a todos por los ánimos y os esperamos

Nos vemos en los Ludi Saguntini MMXVII, 
bajo la protección de nuestro Hermes 


Curate ut valeatis!

domingo, 26 de marzo de 2017

AMIA, ATÚN CON HOJAS DE VID


Del libro de Ateneo, VII, 293 d vamos a adaptar una sencilla receta de pescado, aderezado con sal y aceite, pero que toma un delicioso sabor gracias a su técnica de cocción: 

"Y un bonito viudo, una criatura muy hermosa, lo pasé por sal y aceite envuelto en hojas de higuera, lo salpiqué de orégano y lo oculté como un tizón entre ceniza"

ADAPTACIÓN DE LA RECETA

Como vemos apenas necesita muchos ingredientes:

- Atún o caballa 
- hojas de vid
- orégano fresco
- aceite de oliva
- sal
- papel aluminio 

Elaboración:

Tras limpiar bien el pescado, lo fileteamos. A continuación, preparamos unas hojas de papel de aluminio para cocinar en su interior el pescado.


Sobre las hojas de aluminio ponemos hojas de vid (que son más sencillas de encontrar en el mercado) y sobre éstas los filetes de pescado.

Los aderezamos con una salsa hecha de aceite virgen de oliva, sal y orégano fresco bien picado.  Envolvemos el pescado con las hojas de vid y después cerramos bien el papel de aluminio.


Si lo podemos cocinar en la barbacoa sobre cenizas, el resultado sería más auténtico, pero si no, podemos hornearlos a 150º, a temperatura 2 durante unos 15 o 20 minutos, girando los paquetes de papel de aluminio varias veces.

Cuando esté cocinado se sirve fuera del papel de aluminio, directamente el pescado envuelto en las hojas comestibles de vid.

Muy sencillo y exquisito

Prosit!!!

Plurimam salutem!!!

domingo, 5 de marzo de 2017

PISAM FARSILEM PARA FESTEJAR LAS MATRONALIA

El primer día de marzo se celebraban las Matronalia en honor a Juno Lucina, diosa que protegía los partos: "A partir de entonces, las madres ebalias consideran deber no pequeño celebrar el primer día que es mío, las calendas" (Ovidio, Fasti III)

 En este día las mujeres casadas pedían a la diosa "prosperidad en sus matrimonios y partos fáciles".

Pese a que en el libro III de los Fasti de Ovidio se describe muy bien la fiesta, no hay atestiguada ninguna mención al posible menú que se consumiría en esta señalada festividad. Tan sólo sabemos que las mujeres recibían regalos de sus esposos: "Hacía regalos de mesa a los hombres el día de las Saturnales, y a las mujeres el día de las calendas de marzo" (Suetonio, Vida de Vespasiano, XIX)

Y que ellas preparaban "las cenas a los esclavos, igual que los amos en las Saturnalias: aquellas para invitar a principio del año a los esclavos a un diligente servicio en su trabajo, como si liquidaran una deuda  por el trabajo cumplido" (Macrobio, Saturnales, XII, 7)

No queremos que esta fiesta romana dedicada a las mujeres pase desapercibida en nuestro blog, así que vamos a dedicar un delicioso pastel de guisantes bañado en salsa blanca
a las Matronalia, tomando como referencia la receta que nos legó Apicio, De Re Coquinaria, Apicio V, III, 2.

La receta original dice así:

PISAM FARSILEM

"Coques. Cui oleum mittis. accipies abdomen, et mittis in caccabum liquamen et porrum capitatum, coriandrum viridem. imponis ut coquatur. isicia minuta facies quadrata, et coques simul turdos vel aucellas vel de pullo conciso et cerebella prope cocta cum iuscello coques. lucanicas assas, petasonem elixas, porros ex aqua coques, nucleorum heminam frigis. Teres piper, ligusticum, origanum, gingiber, ius abdominis fundis, lias. Angularem accipies, qui versari potest, et omentis tegis. Oleo perfundis, deinde nucleos aspargis et supra pisam mittis ut tegas fundum angularis, et sic componis supra petasonis pulpas, porros, lucanicas concisas. Iterum pisam supermittis. Item alternis aptabis obsonia, quousque impleatur angularis. novissime pisam mittis, ut intus omnia contineat. coques in furno vel lento igni imponis, ut ducat ad se deorsum. Ova dura facies, vitella eicies, in mortario mittis cum pipere albo, nucleis, melle, vino candido et liquamine modico. teres et mittis in vas ut ferveat. Cum ferbuerit, pisam mittis in lancem, et hoc iure perfundis. hoc ius candidum appellatur"

RELLENO DE GUISANTES

Cocer los guisantes. Echarle aceite. Preparar unas vísceras de cerdo y mezclar con los guisantes; añadir puerro bulboso, coliandro fresco y garum. Preparar unas morcillas pequeñas cortadas en trozos, cocerlas con tordos, o bien con pollo y hervir con el jugo de unos sesos y a medio cocer. Asar unas salchichas de Lucania, cocer un trozo de jamón, puerros y freír 250 gr. de piñones.
Machacar pimienta, ligústico, orégano, jengibre, mezclarlo con el jugo de las vísceras de cerdo y remover bien. Coger un molde al que se le pueda dar la vuelta, cubrirlo con un redaño de cerdo, untar de aceite y esparcir piñones; encima de éstos, tender una capa de guisantes que recubra el fondo del molde, sobre los cuales se colocarán la carne de jamón, los puerros y las salchichas cortadas en rodajas. De nuevo, otra capa de guisantes. Y así sucesivamente, se irán colocando los otros ingredientes hasta llenar el molde. Lo cubrirá todo una capa de guisantes. Cocer al horno, o a fuego lento para que coja bien por dentro. Disponer unos huevos duros, sacar la yema. Y picar el blanco en un mortero junto con pimienta blanca, miel, vino blanco y un poco de garum. Machacar, y hacer hervir en un recipiente. Cuando esté, colocar el preparado de guisantes en una bandeja y cubrir con esta salsa, llamada salsa blanca.



ADAPTACIÓN RECETA PASTEL DE GUISANTES CON SALSA BLANCA

Ingredientes:

  • Aceite 
  • Agua 
  • Casquería de cerdo 
  • Cilantro fresco 
  • Garum* 
  • Guisantes 
  • Huevos 
  • Jamón 
  • Jengibre 
  • Ligústico* 
  • Miel 
  • Morcillas 
  • Orégano 
  • Pimienta blanca 
  • Pimienta negra 
  • Piñones 
  • Pollo 
  • Puerro 
  • Salchichas 
  • Vino blanco
 Elaboración:


Cocer los guisantes en agua hirviendo durante unos 5 minutos.


A su vez, en diferentes sartenes vamos a sofreír con aceite:

- Sartén 1: Un poco de casquería de cerdo cortada a trocitos, con un puerro, cilantro fresco y garum. Después en un mortero machacar: pimienta, ligústico, orégano y jengibre, mezclarlo con el sofrito de la casquería y remover bien. 

- Sartén 2:Unas morcillas y una pechuga de pollo en rodajas.

- Sartén 3:Unas salchichas, con jamón, puerros y piñones.


Untar un molde con aceite, esparcir unos piñones en la base  y comenzaremos a poner capas a modo de pastel.




Sobre los piñones una capa de guisantes, encima una capa de la fritura de salchichas con jamón. De nuevo, otra capa de guisantes. Después una capa de la fritura de morcillas y otra capa de guisantes.

Por encima de ellos, otra capa de la fritura de la casquería que cubriremos con otra capa de guisantes. Y así sucesivamente, hasta llenar el molde. Acabaremos con una capa de guisantes.

Para terminar, añadiremos unos huevos batidos por encima.



A continuación, se lleva el molde a cocer al horno al baño maría, a fuego lento, durante unos 30 minutos.

Tras desmoldar el pastel, lo podemos servir con una salsa de acompañamiento que realizaremos de la siguiente manera:

Sacar la yema de unos huevos duros. Picar el blanco en un mortero junto con pimienta blanca, miel, vino blanco y un poco de garum. Machacar, y hacer hervir en un recipiente. Cuando esté, colocar el preparado de guisantes en una bandeja y cubrir con esta salsa, llamada salsa blanca.


NOTAS:

*Garum: se puede elaborar de la siguiente manera: Tomar una lata de anchoas, batirla junto a dos cucharadas de aceite y de vino aromatizado hasta que quede como una crema espesa. Añadir pimienta y una cucharada de miel.

* Ligústico: sustituir por ajo y perejil o bayas de enebro.

Prosit!!!



IO  MATRONALIA!!

Plurimam salutem!!

*Imágenes propias

*PARA SABER MÁS SOBRE LAS MATRONALIA




domingo, 19 de febrero de 2017

LEGES SVMPTVARIAE II

Tras ver hace unas semanas las primeras leyes suntuarias editadas en el mundo romano, en esta ocasión vamos a continuar con las siguientes leyes publicadas.



Sabemos por Gelio que a esta ley le siguió la LEX AEMILIA,  propuesta por el cónsul Aemilius Lepidus o a Marcus Aemilius Scaurus (las fuentes clásicas dan estos dos orígenes) que limitaba las cantidades y tipos de alimentos a servir en los banquetes:
 “Además de estas leyes también encontramos una ley Aemilia que no establece un límite  en el gasto de cenas, sino en el tipo y cantidad de alimentos”

En Macrobio podemos leer: “A la muerte de Sila, el cónsul Lepido propuso, también el, una ley alimentaria (LEX CIBARIA): es Catón quien llama alimentarias a las leyes suntuarias”. (Macrobio, Saturnales, III, 17)

 LEX CORNELIA, impuesta por Sila, hablaba de bajar el precio a los alimentos:

“Sigue a estas la LEY CORNELIA, igualmente una ley suntuaria, propuesta por el dictador Cornelio Sila. En ella no se prohibía el fasto en los banquete ni se ponía limite a la gula, sino que se rebajaban los precios de las viandas. !Y que viandas, buen dios! !Y que géneros de delicias exquisitas y casi desconocidas! !Que peces, que manjares allí se mencionan! !Y, no obstante, la ley fijo precios rebajados! Osaría decir que el bajo precio de los alimentos estimularía el ánimo de los hombres a procurarse grandes provisiones de vituallas y que incluso aquellos que disponen de escasos recursos podrían dejarse dominar por la gula. Diré abiertamente lo que pienso. Ante todo, me parece entregado al lujo y a la prodigalidad aquel a quien sirven en su mesa tan gran abundancia de viandas, aunque no cuesten nada. Por consiguiente, nuestra generación es hasta tal punto más inclinada a toda moderación, que de la mayoría de las viandas mencionadas en la ley de Sila como conocidas por todo el mundo, ninguno de nosotros ha oído siquiera hablar de ellas” (Macrobio, Saturnales, III, 17)

LEX DE ANCIO RESTION, propuesta por Antius Restio, limitaba el gasto en eventos y promulgaba que ningún magistrado o juez comiera en casas ajenas salvo en las de algunas personas concretas:

“Luego, pocos años después, fue presentada al pueblo otra ley, propuesta por ANCIO RESTION. Aunque se trataba de una ley excelente, sin embargo, la obstinación del lujo y la sólida concordia de los vicios la dejaron sin efecto, sin que nadie la derogara. Pero, a propósito de Restion, el proponente de dicha ley, se cuenta la siguiente anécdota memorable: mientras vivió, no ceno más fuera de casa, para no ser testigo del menosprecio en que se tenía una ley que el mismo había hecho aprobar por el bien público” (Macrobio, Saturnales, III, 17)




Aulo Gelio dice así sobre esta ley: “Entonces la ley de Antius. Además de limitar el gasto, contenía la disposición adicional, que ningún juez o magistrado electo debe comer en cualquier lugar, excepto en la casa de las personas estipuladas.”

LEX IULIA DE J. CÉSAR, que limitó los gastos en 200 sestercios para el día a día hasta un millar en días concretos de bodas o banquetes. A su vez, se sabe que se podía enviar soldados y lictores a los banquetes que no cumplían lo establecido y retirar todo lo prohibido según la ley. Suetonio, Vida de César, 43: “En la administración de justicia César fue celoso y severo. […] Estableció impuestos sobre las mercancías extranjeras; prohibió el uso de literas, de la púrpura y de las perlas, exceptuando a ciertas personas y edades; y en determinados días. Cuidó principalmente de la observación de las leyes suntuarias; mandaba a los mercados guardias que confiscaban los artículos prohibidos y los trasladaban a su casa, y algunas veces, lictores y soldados iban a recoger en los comedores lo que había escapado a la vigilancia de los guardias

Aulo Gelio, NA, nos sigue relatando las leyes:” Por último, la ley Julia se presentó ante el pueblo durante el principado de César Augusto, mediante el cual los días laborables doscientos sestercios es el límite, en las calendas, Idus y Nonas y algunos otros días de fiesta, trescientos, pero en las bodas y la banquetes pos de ellas, un millar”

LEX IULIA DE AUGUSTO, que estipula un máximo de dos mil sestercios en bodas y festivos.

Aulo Gelio, NA, sobre esta legislación dice lo siguiente: Ateius Capito dice  que todavía hay otro decreto - pero si de la deificado Augusto o de Tiberio César no recuerdo exactamente - por lo que el desembolso para las cenas en diferentes días festivos se aumentó de trescientos sestercios a dos mil, con este termina la creciente ola de lujo restringido al menos dentro de esos límites.”

Pese a que estas son las nueve leyes redactadas para regular los gastos en la comida y en los banquetes, sabemos que se continuó haciendo hincapié en este tema así leemos en Suetonio, Vida de Tiberio, 34 que: ”Restringió los gastos de juegos y espectáculos […] y de hacer que el Senado fijase anualmente el precio de los artículos alimenticios. Los ediles recibieron órdenes para usar de toda la severidad en la policía de las tabernas y de los parajes de desorden, no permitiendo que se vendiesen en ellos ni siquiera pastelitos. Para dar ejemplo de economía, hacía servir en su casa, aun en las comidas más solemnes, viandas del día anterior, y ya empezadas, como la mitad de un jabalí, y decía que aquella mitad era tan sabrosa como el cuerpo entero”

De nuevo Suetonio, Vida de Nerón, 16 comenta que: “Puso límites al lujo: las comidas que se daban al pueblo quedaron convertidas en distribuciones llamadas sportula; prohibió que se vendiese nada cocido en las tabernas, exceptuando legumbres, siendo así que antes se vendían en ellas toda clase de manjares”

Macrobio, Saturnales, III, 17 cita también la curiosa Lex de Marco Antonio: “A estas leyes añadiría el EDICTO SUNTUARIO PROPUESTO POR ANTONIO, el que luego fue triunviro, si no creyera una indignidad hacer un hueco entre quienes reprimieron el derroche...!a Antonio! !Pero si la suma que de ordinario se gastaba en una cena solo la superaba el valor de la gruesa perla que devoro su esposa Cleopatra! De hecho, estimando que toda cosa producida por el mar, la tierra e incluso el cielo  había nacido para saciar su glotonería, la arrojaba a su gaznate y a sus dientes, y presa de este vicio, quería hacer del imperio romano un reino egipcio. Su esposa Cleopatra, que no juzgaba digno ser vencida por los romanos ni siquiera en lo tocante al lujo, le reto a apostar que ella sería capaz de gastar diez millones de sestercios en una sola comida. Antonio lo encontró maravilloso, y sin vacilar acepto la apuesta: ¡verdaderamente digno de tener como mediador a Munacio Planeo, nombrado arbitro de tan noble contienda! Al día siguiente, Cleopatra, para poner a prueba a Antonio, hizo preparar una cena verdaderamente suntuosa, pero no como para provocar asombro en Antonio, puesto que todo lo que le iban sirviendo, lo reconocía como parte del fasto cotidiano. Entonces la reina, sonriendo, reclamo una copa, vertió en ella unas gotas de un vinagre fuerte y, quitándose de una de sus orejas una gruesa perla, la arrojo presurosa en la copa; se disolvió rápidamente, conforme a la naturaleza de tal gema, y se la bebió. Y aunque con este gesto habría ganado la apuesta, pues la perla, por si sola, valía sin discusión diez millones de sestercios, así y todo, se llevó la mano también a la perla de la otra oreja, y habría hecho lo mismo si Munacio Planeo, juez severísimo, no se hubiera apresurado a proclamar la derrota de Antonio. En cuanto al grosor de la perla, podemos hacernos una idea por la que quedo: cuando la reina fue vencida y Egipto conquistado, fue llevada a Roma y tallada, resultando de una sola dos perlas, que, en razón de su prodigioso tamaño, colocaron a la estatua de Venus que se encuentra en el templo llamado Panteón”

Esta frase de Macrobio resumiría perfectamente la existencia de tantas leyes relativas a la alimentación y a los banquetes:

“LAS BUENAS LEYES NACEN DE LAS MALAS COSTUMBRES”

Plurimam salutem!