domingo, 9 de noviembre de 2008

UNA TARDE CON CATÓN





Resulta divertido poder dedicar una tarde del fin de semana a la cocina y más divertido todavía si esas horas las pasamos con Catón y sus recetas de dulces.

He aquí algunas pautas para elaborar deliciosos dulces romanos legados por Catón en De Agricultura:


BUÑUELOS

“Haz buñuelos así: mezcla queso con espelta, como se comentó antes. Con esta masa se pueden hacer cuantos se quieran. Calienta abundante aceite en una sartén profunda, fríelos de dos en dos. Ya fritos se untan con miel y espolvorea con semillas de amapola.” (L.XXVIIII)


ENCYTUM


“Haz “encytum” de la misma manera que los buñuelos, pero deben freírse en aceite a través de un colador para que tenga forma de espiral. Se sirve con miel o vino melado.” (L.XXX)


DEPSTICI


“Para hacer pan “depstici”: lava bien las manos y el mortero, pon harina en el mortero, añade poco a poco agua y amásalo, cuando esté bien amasado, cócelo en una olla de barro” (L. XXIII)

LIBUM


“Haz “libum” [pan para los sacrificios] de esta manera: coloca dos libras de queso en un mortero, cuando esté bien desmenuzado, pon una libra de harina de trigo candeal, o si quieres que esté más tierno, media libra de sémola. Mezcla bien con el queso. Añadir un huevo y después mézclalo bien. De esta masa haz pan, colócalo sobre unas hojas y cuécelo a fuego lento en una olla de barro” (L.XXV)


PLACENTA


“Haz placenta así: dos libras de harina de trigo candeal para hacer la base exterior; Haz unas tiras de pasta con cuatro libras de harina y dos de espelta. Pero antes pon la espelta a remojo, cuando esté crecida, ponla dentro de un mortero, después de haberla escurrido bien. Amásalo bien, cuando ya esté bien trabajado, añadir las cuatro libras de harina, a continuación forma con esta masa unas tiras y colócalas en un cuenco para que se seque. Cuando estén secas, hay que pasarles un trapo humedecido con aceite de oliva. Cocina estas tiras en una olla de barro con tapa a fuego fuerte. Después hay que amasar con agua las dos libras de harina de trigo candeal para hacer una base muy delgada. Pon en agua catorce libras de queso de oveja, que no esté agrio y que sea muy tierno, déjalo macerar con agua y cámbiale el agua tres veces. Escúrrelo bien y después pásalo al mortero con un tamiz. Ponle cuatro libras de miel y mezcla bien el queso y la miel.

Después sobre una mesa limpia, que mida 12 x 12 pulgadas, extienda unas hojas de laurel aceitadas, sobre estas hojas hay que colocar la base de harina ya preparada y se comienza a hacer la placenta. Coloca una tira de pasta sobre la base, cúbrela con la crema de queso y miel. Después coloca encima otra tira y repite la operación, hasta que todas las tiras y crema sean utilizadas. Coloca la placenta para cocinar en una olla de barro con tapa a fuego muy lento. Destapa a menuda para ver cómo se va cocinando. Se sirve con mucha miel.” (L.XXVI (1-4)

Buen fin de semana con Catón.

Plurimam Salutem!



* Imágenes propias



8 comentarios:

El llano Galvín dijo...

¿Cocinas habitualmente estas recetas? Yo he hecho algunas muy ricas, pero he de reconocer que hice una tarta siguiendo una receta de Apicius que fui incapaz de comer y ni te cuento mis amigos (era mi cumpleaños).
Me asombra la cantidad de referencias que usas habitualmente. Un saludo!!!

Charo Marco dijo...

Antes cocinaba muchas recetas, pero te das cuentas de que muchas de ellas son difíciles de comer y acabas cansando a los familiares y amigos (que preguntan "cena romana no, verdad?", por lo que algunas las he adaptado y otras directamente no las cocino.

Saludos

Amparo dijo...

Quien nos iba a decir que Catón también nos enseñaría recetas!

Charo Marco dijo...

Ciertamente, nuestros clásicos son unos verdaderos sabios y tenemos que aprender mucho de ellos.
Besitos, Amparo.

Isabel Romana dijo...

Me ocurre lo que a Amparo, que no sabía que Catón diera recetas de cocina. Con ese pedazo de romano nunca se sabe... quizá algún dia cuente una historia bastante sabrosa sobre él. Besitos, guapa.

Charo Marco dijo...

Isabel, sería muy interesante leer algo sobre Catón.
Gracias por tu comentario.

Un besazo

javier dijo...

Hola, Isabel romana me recomendo tu blog y dada mi profesión y que me encanta la cultura romana, pues te podras imaginar lo que pienso de tu blog, ¡muy bueno e interesante!
Saludos.

Charo Marco dijo...

Hola Javier, gracias por tu comentario, eres muy amable.

Saludos