domingo, 14 de mayo de 2017

MESPILVS GERMANICA L, AL RICO NÍSPERO

Con el nombre de MESPILVS GERMANICA L. se conoce a los dulces nísperos, de los que hablaremos en esta ocasión tomando como guía las fuentes clásicas.


Sobre su etimología

Nos puede llamar la atención el hecho de denominarlos germanica, pues, pese a que pensemos que ésta debería ser su procedencia,  se sabe que eran originarios de Asia Menor.
Dioscórides, 1.118 dice que reciben diferentes nombres: “El níspero, que algunos llaman arōnía,….., con tres huesecillos dentro, por lo que algunos lo denominaron ‘tres granas’ (trikkokós)

Otra variedad de níspero: “Hay también otra especie que nace en Italia, que algunos llaman epimélis y otros denominan setánios. (Dioscórides, 1.118)

Sobre la denominación de epimélis, encontramos en Ateneo III 82 d que los nísperos fueron descubiertos por Dioniso e incluso los clasifica como un tipo de peras:”Neoptólemo de Pario, en su Dionisíada, cuenta también él que las manzanas, lo mismo que otras frutas, fueron descubiertas por Dioniso. Se llama epimélis-dice Pánfilo- a una clase de peras”

Como curiosidad comentar que epimélis era el epíteto dado a Apolo como “protector de los rebaños” y a su vez, así eran llamadas las ninfas protectoras de las manzanas y las ovejas, las epimélides (Ἐπιμηλίδες)

Sobre sus características, Dioscórides, 1.118 comenta que: “El níspero es un árbol espinoso, semejante en sus hojas a la tagarnina, produce un fruto pequeño semejante a una manzana, dulce, con tres huesecillos dentro. Madura lentamente

Sobre la otra variedad de níspero: “Es un árbol parecido al manzano incluso por sus hojas, salvo en que es más pequeño. También éste tiene fruto redondo, comestible, con el núcleo ancho, es un poco astringente y madura lentamente” (Dioscórides, 1.118)

Sobre su cultivo, Paladio, Tratado de agricultura, III, 25 nos dice que: En febrero, también se planta el níspero”

Ateneo, XIV 650 e afirma que: “Aetilio en la Samian afirma en el libro quinto que: "El higo y la uva, y el níspero, y la manzana, y la rosa crecer dos veces al año

E incluso nos indica el lugar más idóneo para hacerlo: “Sobre los frutales propios de otros meses: durante este mes en lugares calurosos y en zonas secas se plantan los vástagos de los níspero” (Paladio, Tratado de agricultura, XII, 7, 23)


Se cree que las explicaciones que hace Paladio sobre este fruto son la primera mención que nos ha llegado sobre el níspero. Por las citas se supone que el árbol fue introducido en Italia en época tardía pues Plinio menciona que Catón no pudo disfrutar de esta fruta.

Paladio, IV, 10, 19-22 comenta a su vez: Se dan muy bien en lugares calurosos, pero regados; si bien, también nacen en fríos, especialmente en sablón graso o en tierra de grava, a la que se haya añadido arena, o en arcilla pedregosa. Hay que plantarlo a estaca en marzo o noviembre; en todo caso, en suelo abonado y removido, de modo que se eche estiércol a ambos extremos de la estaca. Su desarrollo es lentísimo. Requiere poda, cavas a su alrededor, y cuidarlo con agua en poca cantidad, pero a menudo en las sequías. También se siembra en grano, pero se tarda muchísimo más tiempo”

Como curiosidad nos indica Paladio, XV, que se puede injertar con el peral: Los frutos duros de un peral de sabor despreciable los da bien el níspero injertado con él, y se implanta con más bríos bajo la doble armadura y asusta, cruel, a las manos ansiosas con su vigor”

Paladio, IV, 10, 19-22 amplia la información sobre cómo injertar: “Se injertan en el mes de febrero con otros de su misma especie, con el peral y con el manzano. En todo caso, debe cogerse una rama del centro del árbol, pues las de la cima son malas. Debe injertarse en una hendidura del tronco, porque la corteza, que es fina y seca, no cría nada”

Teofrasto, Hª de las plantas, III, 12,5 completa la información con estos datos, que en algunas ocasiones contradicen bastante lo afirmado por Paladio. Quizás se deba a que está describiendo otra variedad: “Hay tres especies de nísperos: antheddn (majuelo), satáneios (níspero propiamente dicho) y anrhedonoeides (espino), distinciones, todas, que hacen los habitantes del Ida. El fruto del níspero es más grande, más claro, más esponjoso y contiene huesos más blandos. En las otras especies el fruto es algo más pequeño, más fragante y de sabor más agrio, de manera que puede ser almacenado por tiempo más dilatado. También la madera de estas especies es más prieta y más amarillenta, aunque en otros aspectos es igual. La flor de las tres especies es semejante a la del almendro, excepto que no es colorada como la de éste, sino más verdosa ***. El árbol es grande y tiene tupido follaje. La hoja en *** está muy dividida y en el extremo es como la del apio; pero la hoja de los árboles más viejos está mucho más dividida y forma ángulos con divisiones más grandes. La hoja es suave, fibrosa, más delgada y más redondeada que la del apio en su conjunto y en las divisiones, y todo el borde es dentado. Tiene tallo largo y fino y, antes de la caída de las hojas, éstas se colorean de un rojo brillante. El árbol tiene muchas y profundas raíces. Por lo cual tiene larga vida y se resiste a perecer. Tiene madera prieta, fuerte e incorruptible. Se propaga por semilla y por esqueje. Puede padecer una enfermedad que hace que, cuando ya es viejo, sea atacado por los gusanos, y éstos son grandes, propios de este árbol, y diferentes de los que crían otros árboles…. Lo mismo el serbal que el nisperero carece de espinas. Tiene aquél corteza lisa, tirando a lustrosa, menos cuando es viejo; es amarilla blanquecina, pero los árboles viejos la tienen áspera y negra. El árbol es de buen tamaño, crece derecho, y tiene el follaje bien distribuido, porque, en general, el árbol considerado con el conjunto de las hojas, tiene forma cónica, a menos que algo lo impida. La madera es dura, compacta, fuerte, de hermoso color. No tiene muchas raíces y éstas no son profundas, pero son fuertes, gruesas e indestructibles. El árbol surge de una raíz, de un esqueje o de semilla. Gusta de los lugares fríos y húmedos. En estos lugares es árbol ansioso de vivir y reacio a perecer. Sin embargo, se da también en las montañas”

Plinio, HN, 12, 22 nos habla también de las tres variedades de níspero: “El níspero y el serbal deben ser clasificados como de la familia de la manzana y la pera. Del níspero hay tres variedades, el anthedon, el setania, y un tercero de calidad inferior, que tiene un parecido más fuerte al anthedon, y se conoce como el tipo galo. La setania es la fruta más grande, y la más pálida en color; Su semilla leñosa en el interior es más suave que en los demás, que son de menor tamaño que la setania, pero superior a ella en la fragancia de su olor, y en ser más resistentes. El árbol es de dimensiones muy grandes: las hojas se vuelven rojas antes de caer: las raíces son numerosas y penetran muy profundamente, lo que hace casi imposible arrancarlas. Este árbol no existía en Italia en época de Catón”



Debido a su dulzura cuando están maduros son atacados por insectos y gusanos. Teofrasto, Hª de las plantas, IV, 10 menciona el gran problema que sufren estas frutas: “Los frutos de algunos, como el del olivo, el peral, el manzano, el níspero y el granado se ven devorados por los gusanos”

Paladio, IV, 10, 19-22 también comenta qué hacer con las plagas: “Si se llena de bichos, hay que quitarlos con un punzón de bronce y esparcir alpechín y orina humana añeja, o cal viva, pero en poca cantidad para no dañar el árbol, o bien agua de altramuz cocido, aunque dicen que, a consecuencia de ello, el árbol se hace estéril; el cieno y la ceniza de cepas, si se vierten junto a las raíces, lo vuelven fértil. Si le dañan las hormigas, se matarán con almagre mezclado con vinagre y ceniza. Si los frutos se estropean, se corta una astilla de la raíz y se clava en la parte central del tronco”.

Los usos que vamos a encontrar de los nísperos son principalmente dos:

Usos médicos

Dioscórides, 1.118: Astringe y, comido, es estomacal y constrictivo del vientre”

Efectos terapéuticos

Digestivo, estomacal
Para estreñir, contra la diarrea

Forma de aplicación

Ingerido solo crudo





 Usos culinarios

Pese a que no nos ha llegado ninguna receta, salvo la del vino, sabemos que era consumido como postre en los banquetes gracias a su dulzura.

Dión de Prusa, VII 75 habla de ellos como excelentes manjares servidos como postre: “Mientras tanto, la muchacha se levantó y trajo de la otra barraca unos cornejos cortados, nísperos, manzanas de invierno, y unos racimos de excelente aspecto, llenos de zumo, y los puso sobre la mesa, habiendo limpiado con unas hojas los restos de la carne y puesto debajo hojas limpias de helecho”

Sabemos que era frecuente ponerlos en conserva como bien podemos leer en Platón, Banquete, 190 d: “Como los que cortan los nísperos y los ponen en conserva”

Paladio, 4, 10, 19-22 nos narra con mucho detalle cómo se pueden conservar: “Los nísperos a conservar se cogen cuando aún no están blandos; éstos también durarán mucho en el árbol, o en recipientes barnizados o colgados en hilera, o, según algunos, condimentados en agua de vinagre. Deben cogerse un día apacible, a mediodía y cubrirse con pajas de forma que no se toquen unos con otros y se estropeen. O también, se cogen a medio madurar con sus rabos y se dejan en maceración en agua salada durante cinco días; luego se introducen en arrope de modo que queden flotando. Se conservan también en miel, si se han cogido muy maduros”

Gracias a Dioscórides, conocemos cómo elaborar el vino de nísperos, 5.24 que podía consumirse solo o mezclado con agua: “El vino de pera se prepara igual que el de membrillo, pero que no estén las peras demasiado maduras. Y el de algarrobas, el de nísperos y el del fruto del cornejo se preparan igualmente. Todos ellos son astringentes, acerbos, estomacales, y retentivos de los flujos internos”

Este vino presentaba muchos beneficios terapéuticos pues era digestivo, estomacal y reducía los humores.

Tras el recorrido por las fuentes clásicas os invitamos a disfrutar en esta época del exquisito níspero.

Plurimam salutem!!



No hay comentarios: