viernes, 29 de junio de 2007

INSTRUMENTA- CAPITULUM QUARTUM

Tras unos días por tierras griegas, disfrutando del sol, de las cristalinas aguas y de su rica gastronomía, retomamos la pluma para comentar cómo encendían fuego los antiguos romanos.

IGNIARIUM

Una de las preocupaciones principales del hombre a lo largo de la historia ha sido producir fuego y su dominio muestra el avance de la civilización humana.

En el mundo clásico, el fuego tenía un papel relevante, simbolizaba la perpetuidad de la vida, el calor y la seguridad del hogar, de manera que tanto en los altares domésticos como en el Templo de Vesta ardía el fuego sagrado día y noche, pero el fuego no sólo se utilizaba en los altares, sino también era necesario en la vida cotidiana.

Maneras de encender fuego en el mundo romano:

a) FROTACIÓN:

En un principio, encendían fuego con la fricción de dos maderas y prendían en hojarascas las chispas producidas.

Posteriormente, utilizaron un utensilio llamado IGNIARIUM, cuyo nombre procedía del latín IGNIS "fuego", que podríamos considerar el origen de nuestros mecheros.

Su utilización era muy sencilla: se frotaba un hierro, con forma de C, de R y de P, contra un sílex o pedernal para producir una chispa que prendía sobre una mecha de cuerda, sobre carbón vegetal, sobre hojarasca, sobre lino o algodón, etc.

Por su comodidad y facilidad de trasporte, acabó siendo el sistema más utilizado, incluso en época medieval.

b) EL SOL

Otro sistema fue el empleo de un espejo cóncavo o unas lentes para atraer los rayos solares y prender unas ramitas secas. Este método no tuvo un empleo tan extendido como el igniarium.

"Ignis, quo clarior fulsit, citius exstinguitur"
(Séneca, Marc. 23.4)

Plurimam salutem!

2 comentarios:

malcaraz dijo...

¡Muchas felicidades! Espero que sigas deleitándonos con tus posts culinarios y tus propuestas didácticas para llevar a cabo en clase. Personalmente he disfrutado mucho leyéndote y poniendo en práctica los talleres, que no se parecen ni por asomo a los que tu montas, sobre todo por lo que se refiere a la estética: decoración la clase, utensilios y vestidos de los alumnos. Que pases un buen verano.

Charo Marco dijo...

Gracias por tu comentario.

Tus talleres también son muy buenos, lo importante es el contenido y que se cumpla el objetivo principal: "enseñar deleitando"

Buen verano

Saludos