domingo, 30 de enero de 2011

A UNA PERSONA MUY ESPECIAL

Tras diez meses de lucha, Júpiter, el día consagrado a él, ordenó a Mercurio que te acompañara en ese último viaje. Una música celestial, digna del mismo Orfeo, guiaba tus pasos.

No hay duda sobre cuál es ahora tu nueva morada, los Campos Elíseos, en ellos estaban esperándote todos tus seres queridos. No temas, no estás sola, los dioses Olímpicos cuidan de ti y tú cuidarás de nosotros como bien afirmaba el mismo Cicerón: “nuestros antepasados han querido que los hombres, que han salido de esta vida, se contasen en el número de los dioses”

Al ser una persona tan especial, los dioses en persona han querido estar allí y salir a tu encuentro para ofrendarte lo mejor de cada uno de ellos:

El mismo Júpiter te ha hecho entrega de una bandeja con ambrosía y una jarra con néctar, servida por Hebe en persona. Con estos alimentos serás inmortal en nuestra mente, pues mientras no haya olvido, vivirás siempre en nosotros.

Su esposa Juno te ha querido ofrecer unos granos de granada con miel pues, como diosa del matrimonio y gran “mater”, quiere que esa unidad familiar que has conseguido no se pierda nunca.

Neptuno ha puesto a tus pies un cátaro con agua de mar que tanto nos recuerda a esos hermosos ojos azules con los que nos transmitías tanto amor.

Sus hermanas, Vesta y Ceres, han preparado para ti un suculento puls hecho de cereales y legumbres, origen de la vida y que nos enseñan que “uno recoge lo que siembra” como bien pudiste comprobar día a día.

Los gemelos, Diana y Apolo, representantes de la luna y del sol, te presentan un poco de leche para aliviar la posible oscuridad y un poco de miel que recuerda el resplandor de los rayos solares.

Dioniso, quiere mantener en ti esa alegría que mostraba tu sonrisa con un exquisito vino de rosas, que será endulzado por tu ternura y calidez humana.

El dios de la fragua, Vulcano, avivará su fuego con mirra e incienso para que nos puedas ver en todo momento y nosotros desde aquí percibamos el aroma que te acompaña.

Minerva conjuntamente con Marte cuidarán en todo momento de ti como valientes dioses protectores que son. Cada uno de ellos te ha ofrendado alimentos que te resguarden, por una parte la también llamada diosa de la sabiduría te dará un calix lleno de oloroso aceite de oliva procedente de los fértiles olivos atenienses. Por su parte, el padre de Rómulo y Remo quiere compartir contigo ese cuenco de harina de trigo candeal con el que lo veneran los humanos.

Venus, llegada directamente del mar, te entrega un salinum con nívea sal para que siga en ti esa cualidad que todos alabábamos, el “amor al prójimo”.

Mercurio y Plutón se han unido para darte un último y hermoso presente, un huevo blanco que desde tiempos muy remotos simboliza el origen de la vida, el nacimiento y la resurrección, el eterno retorno. Con estos presentes tu eternidad está totalmente protegida.

Por todos los hermosos e inolvidables momentos que nos has entregado, te damos las gracias.

En primera persona, gratias tibi ago por considerarme como una hija y

por la persona que tengo junto a mí cada mañana al despertar.

A una persona muy especial.

22 comentarios:

Elena GP dijo...

Un beso, Charo.

Ana dijo...

Un abrazo a toda la familia, Charo, todo mi cariño en estos momentos va para vosotros.

Amparo Moreno dijo...

Querida Charo, me ha emocionado mucho este sentido homenaje que le rindes desde tu blog. Pienso que se debe sentirse muy orgullosa de vuestro amor y entereza. Un gran abrazo.

Charo Marco dijo...

Estimadas Amparo, Elena y Ana gracias por vuestras palabras.

Sólo hay que dejar hablar al corazón.

Un besito a las tres

Ángela dijo...

Charo, tu corazón es tan maravilloso como tus palabras.

Un beso muy fuerte y ánimo

Charo Marco dijo...

Hola Ángela, te agradezco mucho las hermosas palabras que me dedicas.

Muchas gracias

Besos

Isabel dijo...

Charo,qué palabras tan bonitas y tan llenas de sentimiento le dedicas! Me han emocionado bastante, así que aunque sea desde la distancia me gustaría que sintieras mi comprensión y apoyo.
Un abrazo muy, muy fuerte.

Viena dijo...

Charo no deseo inmiscuirme en lo que parece una vivencia personal y compartida a nivel íntimo, pero es tu blog, un lugar al que nos invitas en cierta forma cada vez que publicas, por eso, simplemente y para darte un beso en estos momentos importantes para ti, este comentario.
Nos vemos.

Charo Marco dijo...

Isabel, gracias por tus palabras.
Las mías son fruto de mucho amor.

Saludos

Isabel Romana dijo...

Una despedida tan hermosa sólo puede reportar serenidad de ánimo y entereza. Te mando un abrazo muy fuerte, Charo, y los mayores ánimos.

Charo Marco dijo...

Hola Viena, gracias por tu mensaje. Es la primera vez que tomo la palabra en primera persona en mi blog, no obstante, la pena es tan grande que no podía mantenerla.
A mi suegra le encantaba leer mis escritos y quiero pensar que los va a seguir leyendo por eso quería dedicarle algo.

Gracias de nuevo

Besos

Charo Marco dijo...

Querida Isabel, gracias por estar siempre ahi.

Un besito muy grande

Sandra Ramos dijo...

Imo ex corde tibi mitto oscula amicitiae et consolatione.

Mertxu dijo...

Querida Charo: tus palabras transmiten todo el respeto y amor que le profesabas.
Mi más sincero pésame, querida amiga.
Un beso.
( no lo dudes, seguirá leyendo tus escritos, pues las personas que amamos nunca desaparecen de nuestros corazones)

Anónimo dijo...

Lo siento un mntón, pues tu gran aprecio demuestra tus sentimientos. Muchos besos.

Rafa

Charo Marco dijo...

Hola Mertxu, tu mensaje es muy esperanzador. Quiero pensar que siempre estará con nosotros, yo así lo creo: "Mientras haya memoria hay vida"
Gracias y muchos besos a ti también.

Charo Marco dijo...

Salve Sandra, plurimas gratias!

Charo Marco dijo...

Hola Rafa, gracias por tu comentario, eres muy amable.
En estos momentos se agradecen mucho las palabras de afecto.

Saludos

Kuanum! dijo...

Charo,

Es muy bonito lo que has escrito.

También deseamos que los dioses Manes la acompañen y que la tierra le sea tan leve como verde es la hierba .

Juana María y Josep Maria

Charo Marco dijo...

Estimados amigos Juana y Josep, muchas gracias por vuestras líneas.

Sé que estará muy protegida por los dioses Manes, pues su bondad y cariño eran tan grandes que tendrá todo lo mejor.

Besos

mariachu dijo...

Hermosas palabras que salen del corazón y que seguro que llegan a quien van dirigidas. un abrazo en estos momentos tan tristes e íntimos para ti y tu familia.

Charo Marco dijo...

Hola Mariachu, gracias por tus amables palabras. Es muy reconfortable saber que hay personas que, pese a la lejanía, están ahí.

Abrazos