domingo, 28 de febrero de 2016

MEMBRILLOS, LAS MANZANAS DE INVIERNO II



Hace unas semanas hablamos de los cuidados de los membrillos, sus característicos y cultivos, en esta ocasión nos centraremos en sus amplios usos.

Sobre sus usos médicos Dioscórides, 1.115.1 nos habla de sus cualidades: “{1} Los membrillos son estomacales, diuréticos. Asados se vuelven más suaves. Son útiles, sobre todo crudos, para los flujos del vientre y de los intestinos, para abscesos internos y flujos biliosos. Y su infusión, bebida, viene bien contra los flujos del estómago o del vientre. {2} El jugo de los membrillos crudos, tomado, presta ayuda a los que padecen de ortopnea. La decocción de los membrillos es irrigación apropiada para el prolapso de matriz y de ano. Los condimentados a base de miel son diuréticos por sí mismos y la miel toma de ellos su misma virtud, pues se vuelve constrictiva y astringente. Los cocidos con miel son beneficiosos para el estómago y agradables al paladar, pero menos constrictivos. Los crudos se mezclan en emplastos para el estreñimiento del vientre, contra el vómito y ardor del estómago, la inflamación de mamas, las durezas del bazo y las callosidades. Se produce también un vino a partir de membrillos cortados en trozos y exprimidos; para su conservación se mezcla 1 sextario de miel con 12 sextarios de jugo, porque tiende a avinagrarse. Éste es conveniente para todo lo dicho.
{3} También de ellos se hace un ungüento, el llamado ‘de membrillo’ (mēlinon), del que hacemos uso cada vez que necesitamos de un aceite astringente. Es menester elegir los membrillos auténticos, que son pequeños, redondos y olorosos. Los llamados strouthía y los grandes son menos útiles. Las flores de los membrillos, tanto secas como verdes, son apropiadas en emplastos para aquellas afecciones que tienen necesidad de astringencia, contra las inflamaciones de los ojos, y, bebidas tras mezclarlas con vino, van bien contra la expectoración de sangre, contra el flujo del vientre y la evacuación de los menstruos”

El escrito de Dioscórides podríamos resumirlo de la siguiente manera:


FORMAS DE APLICACIÓN

Bebido con vino
Decocción con agua
Decocción y luego con miel
Emplasto, cataplasma
Jugo
Ungüento
Vinificación

FINES MÉDICOS

Contra el ardor de estómago
Contra el prolapso de matriz
Contra hemorragias ginecológicas 
Contra inflamaciones oculares 
Contra inflamación de mamas 
Digestivo, estomacal 
Diurético 
Expectorante de sangre o pus 
Para ablandar o favorecer el bazo 
Para callosidades 
Para el prolapso del ano 
Para estreñir, contra la diarrea 
Para la ortopnea 
Para purgar la bilis por abajo 
Para tratar abscesos 
Reprimir el vómito, antiemético 



USO COSMÉTICO


ACEITE DE MEMBRILLO, contra la caspa, los herpes, la sarna, los sabañones, las descamaciones, la excesiva sudoración, las llagas malignas, reducir la orina excesiva y las úlceras de matriz.

Se podía aplicar directamente o con agua a modo de lavativa.


Dioscórides, 1, 45:”El aceite de manzana o membrillo se prepara de esta forma: mezcla 6 sextarios de aceite con 10 sextarios de agua, añade 3 onzas de romaza triturada y 1 onza de esquenanto, déjalo durante un día y cuécelo. Luego, tras colar el aceite, échalo en una vasija de boca ancha, coloca encima zarzos de caña o una esterilla antigua y sobre ellos manzanas o membrillos, envuélvelo todo con paños y déjalo reposar suficientes días, hasta que el aceite atraiga la virtud de los frutos. {2} Algunos envuelven las manzanas o membrillos durante diez días, para que el buen olor se mantenga y no se disipe. Después de eso, los dejan en remojo en aceite durante dos días con sus respectivas noches, y, luego, tras exprimir el aceite, lo almacenan. Tiene virtud astringente, refrigerante; es eficaz contra llagas sarnosas, caspas, sabañones, herpes, y, en infusión, contra ulceraciones de la matriz. Como lavativa, contiene las orinas excesivas y detiene los sudores. Se bebe también contra las cantáridas, los escarabajos venenosos y la oruga de pino]. Es muy aceptado el que huele a membrillos”

USO CULINARIO

RECETAS


Son muchas las recetas de membrillo que podemos encontrar en Apicio

PLATO DE MEMBRILLOS, IV, II, 37
“Cocer membrillos con puerros, miel, garum, aceite, defritum, y servir. Pueden cocerse igualmente con agua y miel”

TERNERA O BUEY CON PUERROS, CON MEMBRILLO, CON CEBOLLA O CON COLOCASIA, IV, V, 2

“Garum, pimienta, benjuí y un poco de aceite”

SALSA PARA EL DENTÓN ASADO, X, 2, 12

“Pimienta, ligústico, coliandro, menta, ruda seca, membrillo cocido, miel, vino, garum y aceite. Poner a calentar y envolver con almidón”

DULCE DE MEMBRILLO, Paladio, 11, 20

“Se cortan los membrillos maduros en trocitos muy pequeños y muy delgados, después de quitarles la monda, y se tira de membrillo el carozo duro que tienen por dentro. Después se hierven en miel hasta que se suma una mitad y al cocer se rocían con pimienta fina.

Otra fórmula: se mezclan dos sextarios de zumo de  membrillo, un sextario y medio de vinagre y dos de miel, y se cuecen hasta que toda la masa cobre un espesor similar al de la miel pura. Seguidamente se añadirán dos onzas de pimienta molida y jengibre”



USO MEDICINAL


En la antigüedad su uso medicinal estuvo muy extendido por considerarlo beneficiosos para el hígado, el riñón, por ser diurético y digestivo  

VINO DE MEMBRILLO. KYDONITES


Dioscórides, 5, 21: “El vino de membrillo, al que algunos llaman mēlítēs, se prepara así: saca la simiente de los membrillos y córtalos en rodajas, echa 12 minas de ellos en una metreta de mosto durante 30 días; luego, cuélalo y almacénalo. Se prepara también de otra manera: tras majar y exprimir los membrillos, hay que mezclar 10 sextarios de su jugo con uno de miel y almacenarlo así. Es astringente, estomacal, conveniente para las disenterías, para los que padecen del hígado, del riñón y de dificultades urinarias”

VINO DE MEMBRILLO Y MIEL. MELOMIEL


Dioscórides, 5, 21: “También el vino de membrillo y miel, al que también se llama kydōnómeli, se prepara, una vez han sido extraídas las semillas de los membrillos, echándolos en miel en la mayor cantidad de ella posible de forma que queden cubiertos. Después de un año la miel se vuelve suave, parecida al vino mulso. Es conveniente para las mismas cosas que la preparación anterior”


VINO DE MEMBRILLO Y AGUA. HYDROMELON


Dioscórides, 5, 22: “El vino de membrillo y agua se prepara mezclándose una metreta de vino de membrillo y miel con dos de agua cocida y poniéndolo al sol en los días de la canícula. La virtud de éste también es la misma”

USO RITUAL


En el mundo clásico el membrillo siempre estuvo consagrado a Afrodita, diosa de la belleza, del  amor y la fecundidad por ello nos dice Plutarco en sus Cuestiones romanas, 65 afirma que las mujeres recién casadas mordían un membrillo para tener el aliento fresco y perfumado al entra en su habitación nupcial:
"¿O, al igual que Solón  escribió que la novia entrara en la habitación nupcial tras morder un fruto de membrillo para que el primer saludo no fuera desagradable ni ingrato, así el legislador romano decretó esto para que si hubiera algo raro y desagradable en el cuerpo, permaneciese oculto?”

O servir en el banquete nupcial romano membrillo como símbolo de fecundidad, suerte y prosperidad.

A su vez, se sabe que la diosa podía ser representada con un membrillo en su mano derecha, pues tal vez “la manzano dorada” que en el Juicio de Paris entregó a Afrodita fuera un membrillo.

Quizás las formas redondeadas de esta fruta recordarían a la silueta femenina.

Como vemos todo un poco confuso, pero curioso.


Plurimam salutem!