miércoles, 17 de octubre de 2007

PRANDIUM

Gracias a nuestra querida amiga Isabel, Mujeres de Roma, podréis ver una curiosidad sobre cocina romana: un video culinario.
Resulta interesante y curioso escuchar el "particular latín" del cocinero al describir los pasos necesarios para realizar una receta de pescado.

Seguramente, los antiguos romanos no podrían haberla elaborado tal cual, puesto que uno de los ingredientes son los tomates, pero el resto es muy fidedigno, y además, siempre está la licencia y creatividad de un cocinero.



Si os animais, sólo hay que seguir los pasos.

N.B: Desde De Re Coquinaria aprovechar para felicitar a Isabel Barceló y a su hijo, Alejandro Lillo por su guía de Valencia y su provincia.

Muchas gracias Ana por tus consejos informáticos.

Curate ut valeatis!

6 comentarios:

Ana dijo...

Es un vídeo realmente original. Al prinicipio creía que hablaba griego, tienes razón en la pronunciación. Muy divertido.

Charo Marco dijo...

Es muy original. Nos podíamos animar a hacer algo así.

Besos

Amparo dijo...

Pero Charo..lo que nos faltaba hacer! Aunque si nos lo proponemos....nos saldría perfecto el plato y con pronunciación impecable!

También quiero felicitar a Isabel y Alejandro por su libro. ¡Enhorabuena a los dos!
Besos

Charo Marco dijo...

¿Nos animamos?. No lo digamos muy alto que los clásicos sin fronteras no tienen límites.

Besos

Olga dijo...

Charo, cuánto me gustó conocerte en persona. Confieso que estaba un poco mareada porque conocer tanta gente es complicado. Hay que asociar caras y nombres y en muchos casos ubicarlos en la blogosfera.
Bueno, espero sentarme contigo algún día no muy lejano en torno a una mesa romana... o abrir en mi navegador el vídeo con los que los Clásicos Sin Fronteras dejarán en el paro a Arguiñano y seguidores. ;-)

Charo Marco dijo...

Olga, a mí también me encantó conocerte, es cierto que poco a poco hay que asociar, pero resulta curioso y fenomenal el conocer cómo es esa persona con la que tienes un contacto por la red.
Me supo fatal no poder atenderos como os merecías, pero nos pillastéis en pleno montaje. Realmente, me gustó mucho el que pudieráis apreciar un poco de lo que hacemos con mucho cariño.
Seguro que podremos vernos con más calma.
Espero que el viaje de vuelta haya sido satisfactorio.

Ya estamos en contacto

Besos
Charo