sábado, 6 de octubre de 2007

A CADA EDAD UNA DIETA

Al leer la prensa no es difícil encontrar anuncios de dietas para adelgazar, pero también se pueden ver artículos sobre la Ortorexia, término con una etimología de origen clásico, acuñado desde hace unos años para denominar la obsesión por alimentarse sano. Esta inclinación hacia una dieta sana y equilibrada ya era motivo de debate en el mundo clásico y podemos hallar en las fuentes escritas curiosos tratados al respecto.

Veamos unas recomendaciones sobre la dieta según las edades:

“Las edades, consideradas individualmente, tienen caracteres: el niño procede de la mezcla de elementos húmedos y calientes, porque ha nacido de dos y en ellos se ha formado. Lo que está muy cerca del nacimiento está muy húmedo y caliente y crece mucho, como todo lo que todavía está en la infancia.

El individuo joven procede de la mezcla de elementos calientes y secos […]

El hombre, cuando el cuerpo ya no se desarrolla más, es seco y frío, porque el calor que afluye ya no domina […]

Los viejos son fríos y húmedos, porque el fuego se retira y el agua fluye […]

(Pseudo-Hipócrates, De Diaeta, 1, 33,1-2)

Tras leer esta lectura se concluye que los niños precisan de alimentos secos y fríos, y es recomendable para los menos jóvenes alimentos fríos y húmedos.

Con estos consejos intentemos dedicar un plato a cada una de las edades basados en las recetas de Apicio.

UNA RECETA PARA CADA EDAD

MENÚ INFANTIL- ligero

HUEVOS DUROS (Ova elixa)

Hervir unos huevos y rociar con una mezcla de garum, vino, pimienta, aceite y benjuí ( en su defecto, vainilla).

MENÚ JUVENIL- energético

FLAN (tyropatinam)

Poner leche en un plato en la cantidad proporcionada para el tamaño de éste. Amalgamar con miel. Echar 5 huevos para ½ l de leche y batirlos con la leche hasta que quede todo bien disuelto. Hornear y cuando haya cuajado, espolvorear pimienta y servir.

*Se puede servir acompañado de frutos secos.

MENÚ MADUREZ- vigorizante

SOPA DE CEBOLLAS (Patellam Lucretianam)

Limpiar unas cebollas (1/2 k), quitando la parte verde. En una cazuela poner garum, aceite y agua. Poner a calentar la cazuela y en el momento que esté caliente, añadir las cebollas. A mitad de cocción adjuntar, de manera decorativa sobre las cebollas, un pescado ahumado (por ejemplo, arenques). Antes de terminar su cocción poner una cucharada de miel, un poco de vinagre y mosto cocido. Espolvorear tomillo, hervir un poco y servir tibio.

MENÚ TERCERA EDAD- digestivo

PESCADO HERVIDO CON SALSA (locusta elixa cum cuminato)

Tras hervir el pescado, machacar en el mortero: pimienta negra, ligústico (o bayas de eneldo), cilantro, ajedrea, cebolla, una yema de huevo duro, vino de pasas, vinagre, aceite y garum, rociar el pescado.


Al margen de la edad que tengáis, una recomendación final de Galeno, Adhortatio ad artes addiscendas, 11, 17, hay que proporcionar al cuerpo una dieta sana: ejercicio, alimentos, bebidas, sueño, placer sexual, todo con moderación”

Plurimam salutem!

* Fotografías propias del Museo de Nápoles y Museo del Bardo


4 comentarios:

mahaya dijo...

Esto... perdon mi ignorancia pero...¿que es garum?

Charo Marco dijo...

Mahaya, el garum era una salsa de pescado que utilizaban los antiguos romanos como condimento en la mayoría de sus recetas.

En el post, he puesto un enlace en garum para que veas cómo se hacía y cómo se puede suplir hoy en día.

Gracias por tu comentario

Saludos

mahaya dijo...

Perdon, no lo habia visto, tienes razon..
Esto... perdona mi ignorancia tanto en cuestiones culturales como en las ce cocina, pero...¿no seria algo asi como el fumet de hoy en dia?

Charo Marco dijo...

No te preocupes, sería más bien como el "ketchup" de la época, que acompañaba a muchos platos.

Saludos