domingo, 18 de octubre de 2020

PAPAVER SOMNIFERVM L.- II


En una entrada anterior trabajamos las características, cultivo y siembra de las amapolas, en esta ocasión nos centraremos en sus USOS CULINARIOS

Al igual que en la actualidad se empleaban en la cocina las semillas maduras de color gris azulado, la variedad nigrum, para la elaboración de panes y pasteles. Pero también se utilizaban las semillas blancas de la variedad album, para espesar las salsas. Aunque nos llama la atención el fragmento de Ateneo, II, 68 e que nos indica que es una planta adecuada para hervir: Diocles de Caristo, en el libro I de su Sobre la salud [fr. 120 Well.], afirma que verduras silvestres adecuadas para hervir son: lechuga (de ella la mejor es la negra), mastuerzo, cilantro, mostaza, cebolla (sus variedades, ajo bravo y cebolleta), ajo, cebollino, pepino, melón, adormidera

 En panes y pasteles

 Sus semillas tostadas y rociadas de miel se servían como postre además de ser el condimento principal en los dulces.

 Dioscórides, IV, 64 nos comenta su uso en la cocina: “Se la llama ‘bolsera’ (thylakîtis)”. Sus simientes sirven para hacer un pan destinado al uso medicinal. Y mezclada con miel se sirven de ella a guisa de sésamo”

Plinio, XIX, 53: “Lamapola blanca, cuya semilla, reseca y mezclada con miel, solía servirse en el segundo plato en las mesas de los antiguos; En la actualidad, también, la gente del campo lo rocía sobre la corteza superior de su pan, haciéndolo adherirse por medio de la yema de los huevos, la corteza inferior se sazona con perejil para realzar el sabor de la harina”

Ateneo, III, 111 a nos habla de los panes de adormidera: Menciona los panes de adormidera (makonides). Alcmán, en el libro quinto, de este modo [PMG, fr. 19]: Siete lechos y otras tantas mesas cubiertas de panes de adormidera, [y de lino, y de sésamo y, en pequeñas escudillas, pasteles dorados”

 Ateneo, III, 113 c: El llamado pan boletino (boletinos) imita la forma de un hongo. La artesa se engrasa, esparciéndose por el fondo semillas de adormidera, sobre las que se pone la masa, y mientras fermenta no se pega a la tapa de la amasadera. Cuando se mete en el homo, se esparce en el cacharro de barro algo de sémola por el fondo, a continuación se coloca encima el pan, y adquiere un color  hermosísimo, parecido al del queso ahumado”

Ateneo, XIV, 647 F- 648 a nos describe otro dulce con semillas de amapola: “Koptoplacoûs. Hacemos, (dice Crisipo nuevamente) en la isla de Creta, una especie de placoides llamados gastridos o barrigones. Aquí está el procedimiento: tome nueces, almendras, semillas de amapola que asará con cuidado; luego tritúrelos bien en un mortero limpio, mezcle estas tres cosas, tritúrelas añadiendo miel y pimienta. Se volverá negro a causa de la pimienta; aplaste esta masa en un cuadrado, luego muela el sésamo blanco, amase con miel, para hacer dos bloques entre los cuales colocará la masa negra anterior, ajustándola bien en el medio”

En Catón, Agr. Encontramos dos dulces en los que se utiliza la amapola, 79 [LXXXVIII]: “Haz los globos de la siguiente manera: mezcla del mismo modo el queso con la alica; hazlos con eso del volumen que quieras. Echa grasa en un caldero caliente de cobre. Fríelos de uno en uno o de dos en dos y dales vuelta a menudo con dos espátulas; sácalos cuando estén fritos, úntalos de miel y échales encima amapola molida; sírvelos así”

84 [XCIII]: “Haz el savillum de la siguiente manera: mezcla todo junto media libra de harina, dos libras y media de queso, como para el libum, un cuarto de libra de miel y un huevo.  Unta de aceite una escudilla de barro. Cuando lo hayas mezclado todo bien, échalo en la escudilla, cubre la escudilla con una tapadera de barro. Mira que lo cuezas bien por el centro, donde es más alto: cuando esté cocido, retira la escudilla, úntalo de miel, echa encima amapola molida, colócalo un poco bajo la tapadera de barro y retíralo después: sírvelo así en su escudilla y con una cuchara”

 Como condimento de carnes

Petronio, Satiricón, I, 31 sirve unos lirones con estas semillas: “Dos pasarelas soldadas entre si tenían encima unos lirones salpicados con miel y adormidera”

Seguiremos comentando más curiosidades sobre esta hierba.

Plurimam salutem!

No hay comentarios: