domingo, 21 de diciembre de 2008

LAS NAVIDADES Y LA LLEGADA DEL INVIERNO

El 21 de diciembre indica la entrada del invierno y la llegada de las fiestas navideñas. Días en los que el consumo de comida se dispara y en los que nos pueden ser muy útiles los consejos de Hipócrates para enfrentarnos al frío y a los abusos ante la mesa.

“Durante el invierno, pues, para oponerse a la estación, fría y dura, conviene adoptar los hábitos de vida siguientes. En primer lugar hay que acostumbrarse a una sola comida, a no ser que uno tenga el vientre seco, y en tal caso, desayunar un poco. Y tomar alimentos secos y astringentes, cálidos, variados y sin mezcla, mejor comidas con pan, y mejor asados que hervidos, y para beber tintos bastante puros y en menor cantidad; las hortalizas convienen muy poco, a no ser de las caloríficas y secas, y hervidos y caldos muy pocos. Y mucho ejercicio de toda clase; carreras de fondo, aumentándolas paulatinamente, y lucha libre prolongada, con el cuerpo aceitado, a lo que uno se forzará después de entrenamientos ligeros. Y paseos rápidos tras los ejercicios gimnásticos, lentos y al sol después de la comida, y muchos paseos matutinos, comenzando poco a poco y progresando a un ritmo vivo, y concluyéndolos de manera sosegada.

Conviene descansar en lechos duros y darse caminatas y carreras nocturnas. Porque todo eso adelgaza y calienta. Practicar el trato sexual con mucha frecuencia en esta estación, y los mayores más que los jóvenes. Acudir también a los vómitos, las personas de constitución más húmeda tres veces al mes, y los más secos dos. [...] Hay que vomitar después de haber comido carne de vaca y de cerdo y de otras que producen verdadero hartazo; también conviene vomitar tras el hartazo de queso y de alimentos dulces y grasos desacostumbrados. [...]Así que es preciso llevar ese régimen de vida durante esta estación, desde el ocaso de las Pléyades al solsticio, cuarenta y cuatro días" (Hipócrates, Sobre la dieta)

Deseando que os sean de utilidad las indicaciones de Hipócrates, pasad unas felices fiestas y que en el año 2009 se vean cumplidos todos nuestros deseos.

Hasta después de los Reyes Magos.

Plurimam salutem!

* Imagen propia.

8 comentarios:

El llano Galvín dijo...

Felices fiestas para tí también!! Seguiremos los consejos de Hipócrates aunque esperemos no tener que llegar al vómito ¡ja, ja, ja! Feliz año!!!

Charo Marco dijo...

Felices fiestas a tí también. Pese a que vienen días de "hartazo" esperemos no llegar tan lejos.

Saludos

Isabel Romana dijo...

Bueno, charo, algunos de esos consejos son muy atractivos de seguir, siempre que no pensemos en las dificultades... Gracias por todo, querida amiga. Espero que disfrutes de unas fiestas estupendas y el próximo año te traiga muchas alegrías y muchos planes. Un abrazo enorme.

Charo Marco dijo...

Isabel, mis mejores deseos de salud y felicidad para estas fiestas y año nuevo

Un beso

javier dijo...

Estos días para algunos no difieren mucho de aquellos banquetes romanos, comen y beben sin medida y luego les pasa lo que les pasa.
Feliz Navidad.

Charo Marco dijo...

Javier, muchas gracias por tu comentario.
Tienes mucha razón, qué manera de comer y beber. Un legado romano

Feliz año.
Saludos

Javi dijo...

Cierra los ojos, piensa en todo lo que te hizo sonreír en el año que termina y olvídate de lo demás… Ojalá esas sonrisas se te multipliquen por 2009. Feliz Año.

Charo Marco dijo...

Muchas felicidades a todos en el año entrante.
Feliz 2009