domingo, 14 de febrero de 2021

PYRAMIDES


En los libros de Ateneo aparece el término PYRAMOÛS con un doble sentido.

Por una parte, habla de un pan cocido con semillas de sésamo:

“Esta también el llamado pan ≪ pyramous≫, cocido entre semillas de sésamo, y que quizás es lo mismo que el pan de sésamo” (III, 114 h)

Por otra parte, en el libro XIV, 647 c lo encontramos como un pastel de trigo y miel: “Iatrocles hace mención a los Khoirinai en su Tratado de Placôuntes, que era llamado por otros pyramous. Dice que no era diferente al llamado por la gente pyramis. Según él, está hecho de trigo tostado y rociado con miel. Se les daba a aquellos que han pasado toda la noche despiertos por celebraciones religiosas” 

En la cita que acabamos de leer, el mismo autor comenta la confusión entre pyramoûs y pyramis.

Nos dice que Iatrocles lo describe como un pastel, aunque él lo clasifica como un pan.

Algunos autores piensan que ambos nombres se pueden deber a que presentaría la forma de una pirámide, aunque esto no está claro.

Lo que sí podemos afirmar es que estaba hecho con harina de trigo (pyros) y que seguramente venga de ahí el nombre.

Para la receta del pan de sésamo podemos acudir a la adaptación que hace un tiempo realizamos en nuestro blog. Con respecto al pastel os presentamos una posible recreación.


ADAPTACIÓN DE LA RECETA

Ingredientes


120 gr de copos de trigo

120 gr de miel

2 cucharadas de agua

Aceite de oliva para untar una bandeja

Elaboración


Ponemos a macerar los copos de trigo durante toda la noche en la miel.

A la mañana siguiente añadimos el agua a los copos.  

Amasamos bien hasta que los ingredientes queden totalmente integrados.

Mientras se precalienta el horno a unos 200 º, untamos con aceite la bandeja del horno.

Con paciencia vamos colocando un poco de la masa obtenida sobre la bandeja. Podemos darle la forma de pirámide, si así nos parece más curioso.

Horneamos aproximadamente unos 15 o 20 minutos hasta que los copos queden tostados.

Hay que dejar que se enfríen antes de consumirlos.

Este dulce sería un desayuno reconstituyente tras una noche en vigilia que nos podría recordar a una barrita energética de las nuestras.

Prosit! 

Plurimam salutem! 

No hay comentarios: